La gestación subrogada en España: Qué es y cómo se regula

La gestación subrogada, también conocida como maternidad subrogada o vientre de alquiler, es un tema controvertido y debatido en muchos países, incluyendo España. Esta práctica implica que una mujer, conocida como madre sustituta o gestante, lleva a término un embarazo en nombre de otra persona o pareja que será el padre o padres legales del bebé. En este artículo, exploraremos qué significa la gestación subrogada, cómo se regula en España y cómo se establece la filiación de los bebés nacidos por esta vía tanto en España como en otros países.

¿Qué es la gestación subrogada?

La gestación subrogada es un tipo de reproducción asistida en la cual una mujer lleva a término un embarazo para otra persona o pareja. En palabras simples, se trata de una forma de alquiler de vientre en la que una mujer se convierte en gestante y lleva a cabo el embarazo a cambio de una compensación económica. Sin embargo, es importante mencionar que este proceso no es legal en todos los países y su aceptación y regulación varían ampliamente.

La gestación subrogada puede ser parcial o completa, dependiendo del material genético aportado por la madre sustituta. En la gestación subrogada parcial, la madre sustituta aporta su propio óvulo, por lo que el bebé tiene una conexión genética con ella. En la gestación subrogada completa, los óvulos son proporcionados por otra persona, generalmente la madre o una donante, y solo se utiliza el útero de la madre sustituta para llevar a cabo el embarazo.

La regulación de la gestación subrogada en España

La gestación subrogada no es legal en España. Según la ley española, la gestación subrogada se considera un acto ilegal y se penaliza tanto para la madre sustituta como para los padres intencionales. La ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida establece claramente que la gestación subrogada está prohibida en el país. Además, la Ley del aborto de 2023 incluye disposiciones que también prohíben específicamente la gestación subrogada.

La legislación española considera que la gestación subrogada va en contra de los derechos fundamentales de la dignidad, la integridad y la libertad de la mujer gestante, así como de la protección de la familia. También se argumenta que esta práctica puede llevar a la explotación de las mujeres y a la mercantilización del cuerpo humano, razón por la cual se prohíbe su realización en el país.

Te puede interesar Qué es la comunidad de célibes involuntarios (incel) Qué es la comunidad de célibes involuntarios (incel)

La gestación subrogada parcial y completa

Como mencionamos anteriormente, la gestación subrogada se puede clasificar en dos categorías: parcial y completa. En el caso de la gestación subrogada parcial, la madre sustituta aporta su propio óvulo, lo que implica que el bebé tiene una conexión genética con ella. Este tipo de gestación subrogada puede llevar a situaciones más complicadas en términos de filiación, ya que la madre sustituta podría tener lazos de paternidad legal con el bebé.

La gestación subrogada completa, por otro lado, involucra el uso de óvulos de otra persona, generalmente la madre o una donante. Esto significa que el bebé no tiene una conexión genética con la madre sustituta, sino con los padres intencionales o con la donante de óvulos. Este tipo de gestación subrogada se considera menos compleja en términos de determinar la filiación, ya que los padres biológicos son claramente identificados.

La filiación de bebés nacidos por gestación subrogada en España y en otros países

En España, la filiación de un bebé nacido por gestación subrogada en otro país se establece a través de la adopción. Dado que la gestación subrogada es ilegal en España, los padres intencionales deben iniciar un proceso de adopción para poder ser reconocidos legalmente como los padres del bebé. Esto implica cumplir con los requisitos legales de adopción y obtener una sentencia judicial que establezca la filiación.

Es importante tener en cuenta que la adopción en el caso de bebés nacidos por gestación subrogada puede ser un proceso complicado y prolongado, ya que se deben cumplir con los requisitos establecidos por las autoridades españolas. Esto puede incluir entrevistas, evaluaciones y otras medidas para garantizar el bienestar del niño y la idoneidad de los padres adoptivos.

En otros países donde la gestación subrogada es legal, la filiación se establece de manera distinta. Por ejemplo, en algunos estados de Estados Unidos, los padres intencionales pueden obtener el reconocimiento legal como padres simplemente a través del nacimiento del bebé. En estos casos, se emite una orden de parentesco o se emite un certificado de nacimiento que identifica a los padres intencionales como los padres legales del bebé.

Te puede interesar Diferencia entre indulto y amnistía: en derecho y política Diferencia entre indulto y amnistía: en derecho y política

La gestación subrogada es una práctica compleja y controvertida que no es legal en España. Se considera una violación de los derechos fundamentales de la mujer y la protección de la familia según la legislación española. La filiación de los bebés nacidos por gestación subrogada en España se establece a través de un proceso de adopción, mientras que en otros países donde es legal, la filiación se puede establecer de manera más sencilla. Es importante tener en cuenta las leyes y regulaciones de cada país antes de considerar la gestación subrogada como una opción reproductiva.

Relacionado

Go up