Qué es un CDR y cómo participó en el referéndum catalán

En el contexto independentista de Cataluña, surgieron los Comités de Defensa de la República (CDR) como grupos independientes y horizontales. Estos comités tienen como objetivo la defensa de los principios y valores de la República Catalana, así como la lucha por la independencia de esta región de España. En los últimos años, han ganado relevancia y protagonismo, especialmente durante el referéndum catalán de 2017. En este artículo, exploraremos quiénes son los CDR, cuál es su significado y cómo participaron en el referéndum catalán.

Índice
  1. ¿Quiénes son los Comités de Defensa de la República (CDR)?
    1. Significado de los CDR
    2. Organización y funcionamiento de los CDR
  2. El papel de los CDR en el referéndum catalán de 2017
    1. Organización y protección de los puntos de votación
    2. Movilización y defensa de los derechos civiles
  3. Conclusiones

¿Quiénes son los Comités de Defensa de la República (CDR)?

Grupo de personas votando en unas elecciones con papeletas y urnas, representando la participación de un Comité de Defensa del Referéndum (CDR) en el referéndum catalán.

Los Comités de Defensa de la República (CDR) son grupos formados por activistas y ciudadanos que comparten la misma visión independentista y aspiran a la creación de una República Catalana. Estos comités surgieron como resultado del descontento y la frustración de una parte de la población catalana con respecto a la situación política y el estatus quo.

Los CDR se caracterizan por ser organizaciones transversales y horizontales, es decir, no tienen una estructura jerárquica definida y operan de manera descentralizada. Esto significa que cada comité tiene una autonomía relativa para tomar decisiones y llevar a cabo acciones en línea con sus objetivos. Aunque no existe una única definición o modelo de CDR, la mayoría comparten ciertos principios y formas de organización.

Significado de los CDR

El significado de los CDR radica en su voluntad de defender y promover los ideales de la República Catalana y la lucha por la independencia. Estos comités consideran que la situación política actual en Cataluña no refleja las aspiraciones de la mayoría de la población, y por tanto, buscan activamente formas de resistencia y protesta. Su objetivo principal es lograr la independencia de Cataluña y establecer una república democrática.

Los CDR se han convertido en una parte integral del movimiento independentista en Cataluña. Su significado no solo radica en su lucha por la independencia, sino también en su capacidad de movilización y organización. A través de acciones directas, manifestaciones y otros actos de resistencia pacífica, los CDR han logrado visibilizar sus demandas y captar la atención tanto a nivel nacional como internacional.

Organización y funcionamiento de los CDR

Los CDR se organizan de manera descentralizada, lo que significa que cada comité tiene cierta autonomía para tomar decisiones y planificar acciones. Esto permite una mayor agilidad y adaptabilidad a las circunstancias cambiantes del movimiento independentista.

La estructura de los CDR es bastante flexible y varía de un comité a otro. La mayoría de los comités están formados por grupos de amigos, vecinos o compañeros de trabajo que comparten la misma visión política e ideológica. No hay afiliaciones formales ni cuotas de membresía; cualquier persona interesada en participar puede unirse a un comité existente o formar uno nuevo.

El funcionamiento de los CDR se basa en asambleas periódicas, en las que los miembros discuten y toman decisiones colectivas sobre las próximas acciones a llevar a cabo. Estas asambleas son democráticas y participativas, y todos los miembros tienen la oportunidad de expresar sus opiniones y aportar ideas.

El papel de los CDR en el referéndum catalán de 2017

Imagen ilustrativa de un Centro de Datos de Referendum (CDR) en acción durante el referéndum catalán.

Te puede interesar Qué es el 'queerbaiting' y su reclamo en cine y series LGTBI Qué es el 'queerbaiting' y su reclamo en cine y series LGTBI

En el referéndum catalán de 2017, los CDR jugaron un papel fundamental en la organización y protección de los puntos de votación, así como en la movilización y la defensa de los derechos civiles.

Organización y protección de los puntos de votación

Una de las principales tareas de los CDR durante el referéndum fue la organización y protección de los puntos de votación. Debido a la ilegalidad del referéndum según la Constitución española, el gobierno central había ordenado a la policía española impedir su celebración. Ante esta amenaza, los CDR se movilizaron para garantizar que los ciudadanos pudieran ejercer su derecho al voto de manera segura.

Los CDR establecieron puntos de votación en diferentes lugares de Cataluña, como escuelas, centros cívicos y plazas públicas. Estos puntos de votación eran conocidos como "collegis electorals" y funcionaban como centros de votación donde los ciudadanos podían ejercer su derecho al voto. Los CDR se aseguraron de que estos puntos estuvieran abiertos y operativos a pesar de los intentos del gobierno español de cerrarlos.

Además de organizar los puntos de votación, los CDR también desempeñaron un papel crucial en la protección de los mismos. Ante la posibilidad de intervención policial, los CDR establecieron sistemas de alerta y se coordinaron para defender los puntos de votación de posibles acciones violentas por parte de la policía española.

Movilización y defensa de los derechos civiles

Además de la organización y protección de los puntos de votación, los CDR también se movilizaron a lo largo de todo el proceso del referéndum, participando en manifestaciones y actos de protesta en defensa de los derechos civiles y el derecho a decidir.

Durante los días previos y posteriores al referéndum, los CDR organizaron movilizaciones masivas en diferentes ciudades y pueblos de Cataluña. Estas movilizaciones tenían como objetivo mostrar el apoyo popular a la independencia y reivindicar el derecho de los catalanes a decidir su futuro político.

Los CDR jugaron un papel clave en la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos catalanes. Ante la represión policial y los intentos del gobierno español de impedir la celebración del referéndum, los CDR se movilizaron para proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos, como la libertad de expresión y el derecho a participar en un proceso democrático.

Conclusiones

Imagen de un Centro de Datos Remoto (CDR) en funcionamiento durante el referéndum catalán.

Los Comités de Defensa de la República (CDR) son grupos horizontales y descentralizados formados por ciudadanos comprometidos con la lucha por la independencia de Cataluña y la creación de una República Catalana. Aunque su significado puede variar de un comité a otro, su objetivo principal es defender y promover los principios y valores de la República Catalana a través de la participación activa en el movimiento independentista.

Los CDR desempeñaron un papel fundamental en el referéndum catalán de 2017, organizando y protegiendo los puntos de votación y participando en movilizaciones y actos de protesta en defensa de los derechos civiles. A pesar de las acusaciones y procesamientos de algunos de sus miembros por terrorismo y fabricación de explosivos, los CDR han demostrado ser un actor importante en el escenario político catalán, con una diversidad ideológica y generacional que refleja la complejidad del movimiento independentista.

Te puede interesar A quién propone el Rey para presidente del Gobierno A quién propone el Rey para presidente del Gobierno

En definitiva, los Comités de Defensa de la República (CDR) son una pieza clave en la lucha por la independencia de Cataluña. A través de su organización, movilización y defensa de los derechos civiles, los CDR demuestran que están dispuestos a hacer todo lo posible para lograr la creación de una República Catalana. Su significado y papel en el referéndum catalán de 2017 reflejan la determinación y el compromiso de un movimiento que busca la liberación y autodeterminación de Cataluña.

Relacionado

Go up