¿Qué es la dieta FODMAP?

fodmap dieta

Si padeces síndrome del intestino irritable (SII) u otros trastornos digestivos, es posible que hayas oído hablar de la dieta FODMAP.

Pero, ¿qué es exactamente?

FODMAP significa oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables, que son hidratos de carbono de cadena corta presentes en muchos alimentos.

Una dieta baja en FODMAP implica eliminar ciertos alimentos ricos en FODMAP que pueden ser mal tolerados por algunas personas con problemas digestivos.

En este artículo profundizaremos en qué es una dieta baja en FODMAP, cuándo debe seguirse, qué alimentos contienen elementos FODMAP, cómo orientarse cuando se come fuera de casa y proporcionaremos opciones de menú bajas en FODMAP para el desayuno, la comida y la cena.

Índice
  1. ¿Cuándo debo seguir una dieta baja en FODMAP?
  2. ¿Qué alimentos contienen elementos FODMAP?
  3. Fases de una dieta baja en FODMAPS
  4. Dieta FODMAP y sin gluten
  5. Comer fuera de casa y Fodmap: Recomendaciones
  6. Menú bajo en FODMAP para el desayuno, la comida y la cena

¿Cuándo debo seguir una dieta baja en FODMAP?

Las personas que padecen síntomas molestos como hinchazón, gases y dolor abdominal pueden querer explorar los beneficios potenciales de una dieta baja en FODMAP.

dieta fodmap

Este plan dietético puede ayudar a reducir los molestos síntomas y mejorar potencialmente la calidad de vida en general.

Si experimentas estas molestias, puede que merezca la pena hablar de un enfoque bajo en FODMAP con tu profesional sanitario para determinar si es adecuado para ti.

Además, una dieta baja en FODMAP puede ser beneficiosa para quienes tienen diagnosticado un trastorno digestivo relacionado con la mala absorción de determinados hidratos de carbono.

En estos casos, la dieta puede ayudar a reducir los síntomas asociados a estas afecciones.

Es esencial consultar con un profesional sanitario antes de iniciar un nuevo programa dietético, sobre todo si ya tienes algún problema médico.

Aunque una dieta baja en FODMAP puede ser ventajosa para algunos, puede no ser necesaria para todos.

Si no hay síntomas digestivos, puede que no sea necesario seguir este tipo de dieta.

Sin embargo, si se presenta alguna de estas molestias, puede merecer la pena experimentar con un plan bajo en FODMAP durante un periodo de tiempo determinado para observar si ayuda a aliviar los síntomas.

Es importante señalar que una dieta baja en FODMAP no debe utilizarse como solución a largo plazo.

Su finalidad es actuar como una dieta de eliminación temporal para reconocer los alimentos desencadenantes y minimizar los síntomas.

Una vez identificados los alimentos desencadenantes, es necesario trabajar con un profesional sanitario para reintroducir estos alimentos en la dieta a fin de garantizar una alimentación sana y equilibrada.

¿Qué alimentos contienen elementos FODMAP?

Cuando se trata de la salud digestiva, ciertos alimentos pueden resultar difíciles de digerir para algunas personas.

high fodmap food 2022 11 17 09 22 37 utc

El trigo, el centeno, la cebada, el ajo, las cebollas, las alcachofas, la leche, el yogur, las manzanas y las peras tienen un alto contenido en fructanos, lactosa y polioles, que pueden causar molestias a las personas con sistemas sensibles.

Para ayudar a controlar los síntomas de los sistemas sensibles, es importante ser consciente de qué alimentos contienen estos elementos.

Entre ellos se encuentran frutas y verduras como el aguacate, las cerezas y la sandía, así como edulcorantes como la miel, el agave y el jarabe de maíz de alta fructosa.

Leer atentamente las etiquetas de los alimentos y evitar los desencadenantes conocidos puede ser una forma estupenda de garantizar que se satisfacen las necesidades dietéticas sin desencadenar síntomas incómodos.

Afortunadamente, hay muchos recursos disponibles para ayudar a las personas a identificar qué alimentos contienen elementos que pueden resultar molestos.

Las herramientas en línea, las aplicaciones y la consulta con un dietista titulado pueden proporcionar orientación útil para seleccionar y disfrutar de una variedad de alimentos deliciosos y nutritivos que funcionan con sistemas digestivos delicados.

Fases de una dieta baja en FODMAPS

La fase inicial del régimen bajo en FODMAPS es la eliminación.

Este periodo, que suele durar entre 2 y 6 semanas, consiste en eliminar todos los alimentos ricos en FODMAP de tu dieta diaria.

Es importante que consultes con un nutricionista cualificado para garantizar que tus comidas contienen todos los nutrientes necesarios.

Además, anotar lo que comes y cómo te sientes después es esencial para identificar qué alimentos están causando tus síntomas.

El siguiente paso es la reintroducción.

Esta fase suele durar de 6 a 8 semanas y es cuando se reintroducen lentamente los alimentos FODMAP, de uno en uno, para evaluar cuáles están causando tus síntomas.

Te puede interesar ¿A qué sabe el aguacate? ¿A qué sabe el aguacate?

Se recomienda trabajar con un dietista para superar con éxito este proceso.

Esta fase es clave para crear una dieta baja en FODMAP adaptada a ti. El último paso es la fase de mantenimiento, en la que se elabora un plan dietético a largo plazo, evitando los alimentos ricos en FODMAP que desencadenan tus síntomas y aportando toda la nutrición esencial.

Para garantizar que los síntomas se mantienen bajo control, es necesario un seguimiento y un cuidado continuos.

Dieta FODMAP y sin gluten

No es ningún secreto que muchos planes dietéticos se confunden a menudo entre sí.

dieta bajo formap

Las dietas FODMAP y sin gluten no son una excepción, ya que ambas implican limitar la ingesta de determinados alimentos.

Sin embargo, la finalidad de las dos dietas difiere; la FODMAP pretende reducir la cantidad de hidratos de carbono fermentables, mientras que la dieta sin gluten elimina el gluten por completo.

Es posible que ambos planes se solapen, ya que algunos alimentos ricos en FODMAP, como la cebada y el trigo, contienen gluten.

Es importante recordar que no todos los alimentos sin gluten son bajos en FODMAP, y viceversa.

Para asegurarte de que sigues ambas dietas, lee atentamente las etiquetas de los alimentos y selecciona los que se ajusten a ambas categorías.

Algunos ejemplos de alimentos bajos en FODMAP y sin gluten son los huevos, la carne, el pescado, el tofu, los lácteos sin lactosa, las verduras, las frutas y los cereales sin gluten, como el arroz y la quinoa. Si necesitas más ayuda, se recomienda consultar a un especialista en FODMAP y dietas sin gluten.

Comer fuera de casa y Fodmap: Recomendaciones

Comer fuera puede ser un reto cuando se sigue una dieta especial.

fodmap fuera casa

Para que la experiencia sea más llevadera, es importante investigar antes y elegir un restaurante que ofrezca opciones sin gluten o bajas en FODMAP.

Además, es una buena idea llamar con antelación y hablar con el chef o el encargado para comentar las restricciones dietéticas y las preocupaciones.

Al pedir, evita los platos que contengan altos niveles de FODMAP, como el ajo, la cebolla, el trigo y determinadas frutas y verduras.

En su lugar, opta por comidas sencillas elaboradas con ingredientes frescos y enteros, como pollo a la plancha con verduras al vapor y una patata asada.

Por último, puede ser útil llevar algunos aperitivos o condimentos que se ajusten a tu dieta.

Podrían ser galletas sin gluten, queso sin lactosa o una botellita de aliño para ensaladas bajo en FODMAP.

Tener estos artículos a mano puede asegurarte que tienes algo que comer si no hay opciones adecuadas en el menú.

Menú bajo en FODMAP para el desayuno, la comida y la cena

Empezar el día con buen pie con un plan de comidas bajo en FODMAP puede ser todo un reto.

Sin embargo, existen muchas opciones sabrosas y nutritivas.

menu bajo fodmap

Empieza la mañana con un tazón de copos de avena sin gluten con bayas frescas, un batido hecho con leche sin lactosa y frutas bajas en FODMAP, o revuelve unos huevos con espinacas y sírvelos con tostadas sin gluten.

Asegúrate de evitar los alimentos con alto contenido en FODMAP, como los cereales a base de trigo, los lácteos y las frutas dulces, como las manzanas y las peras.

A la hora de comer, no tienes por qué sacrificar el sabor ni la satisfacción cuando sigues una dieta baja en FODMAP.

Prueba una ensalada de quinoa acompañada de pollo y verduras bajas en FODMAP, un wrap de lechuga con pavo y queso, o una ensalada de atún con galletas saladas sin gluten.

Cuando comas fuera, busca establecimientos que ofrezcan opciones sin gluten y bajas en FODMAP o pide al cocinero que modifique tu comida para adaptarla a tus necesidades dietéticas.

Por la noche, puedes disfrutar de una comida sabrosa y satisfactoria sin preocupaciones.

Prepara una cena a base de salmón a la plancha con verduras asadas, albóndigas de pavo con pasta sin gluten y salsa marinara baja en FODMAP, o un salteado con verduras bajas en FODMAP y fideos de arroz.

Asegúrate de leer las etiquetas y evitar los ingredientes con alto contenido en FODMAP, como el ajo, la cebolla y los productos a base de trigo.

La merienda es una parte importante de cualquier plan dietético, sobre todo cuando estás de viaje.

Mantén la energía a lo largo del día con tentempiés bajos en FODMAP, como pasteles de arroz con mantequilla de cacahuete, palomitas de maíz, frutas bajas en FODMAP, como plátanos y fresas, o una pequeña ración de yogur sin lactosa.

Te puede interesar Qué es la dieta Paleo Qué es la dieta Paleo

Sin embargo, asegúrate de comprobar las etiquetas y evitar los alimentos con alto contenido en FODMAP, como la miel, el agave y el jarabe de maíz con alto contenido en fructosa.

Relacionado

Go up